• images/Imagenescambiantes/slideshow1.jpg
  • images/Imagenescambiantes/slideshow2.jpg
  • images/Imagenescambiantes/slideshow3.jpg
  • images/Imagenescambiantes/slideshow4.jpg
  • images/Imagenescambiantes/slideshow5b.jpg

   

Alevín B. Jornada 10. Granadal La Salle – E.F. Paco Pradas

 

 

El pasado viernes 2 de diciembre tendría lugar la décima jornada de nuestro campeonato liguero. Se enfrentaban dos equipos de estilos parecidos y donde el fútbol primaba para darnos un partido de envergadura.

 

En primer lugar debo premiar a nuestros guerreros, hicieron un trabajo espectacular durante la semana, y como en la vida, no siempre logramos tener la mejor recompensa ante nuestro trabajo, pero sembramos poco a poco su final, y que aseguro que será el mejor de todos.

El partido comenzaría desde el principio con una intensidad altísima, el equipo local nos presionó y buscó constantes balones en acciones combinativas por sus bandas, haciendo que nuestro equipo se viera replegado en muchas fases del juego.

Todo partido tiene su aprendizaje, y este es uno de esos. No sería el día de cara a puerta, y la fortuna no correría de nuestra parte en rechaces inoportunos o jugadas de cierto desorden. Todo esto implicó que nuestros jugadores, no acostumbrados a un partido donde el equipo rival dominaba, hizo que nos sintiéramos perdidos en algunos momentos del encuentro.

Aún así, tras una primera parte donde el equipo local jugó a gran nivel, supimos reponernos y durante tramos del partido dominar el juego desde la calma de nuestros medios y la electricidad de nuestras bandas, lo que nos hizo brindar de grandes oportunidades antes del descanso.

Ya en la segunda mitad, el esfuerzo y el cansancio acumulado, haría mella en los dos conjuntos, y la claridad para definir ante los metas rivales se les hacía cada vez más complicado. En definitiva, el partido acabaría con derrota para el equipo rosonero, que aunque no tuvo un gran día en cuanto a la definición y la claridad en el juego, demostraron en cada acción que no dejarían de intentarlo hasta el final, y es por eso, que el hambre de aprender nos debe hacer fuertes para seguir por este camino.

 

Sin más agradecer a este equipazo, a los padres y al pedazo de auxiliar que tenemos, por hacer tan fácil ésta tarea, donde disfrutar de ellos es tan importante como aprender. Nos vemos en enero, y como siempre... ¡Vamos Paco Pradas!

   

   

   

            

© Escuela de Fútbol Paco Pradas 2016